Miradas Cómplices constituye un laboratorio de ideas, de reflexiones fotográficas e imágenes que, quizás, encuentren vuestra complicidad.

Translate

viernes, 22 de junio de 2012

Polaroids para Elizabeth



Cuando el músico Graham Nash le regaló una Polaroid SX – 70 a un anciano aparentemente acabado y profundamente triste por la desaparición de su esposa; en realidad,  lo que estaba haciendo (el legendario músico de Still, Crosby,  Nash & Young), era contribuir a resucitar la esencia vital, innovadora de un auténtico y original creador de imágenes.
Hasta tal punto,  que ese legado quedó impreso en un gran libro que para mi encierra las composiciones más hermosas que se hayan hecho con las antiguas polaroids.
Me refiero a The Polaroids (2007) y el autor (escrito con mayúsculas) es ANDRÉ KERTÉSZ.




Es cierto que pocos trabajos fotográficos han podido o pueden mantener su fuerza original a través del tiempo. Muchos envejecen y éste no es el caso de la obra en general de Kertész.  Sus imágenes, sus composiciones visuales parecen siempre vitales y capturan las incongruencias del tiempo y el espacio de una manera siempre original. Y ese es el gran mérito de esta fotógrafo húngaro.
Esa vitalidad tantas veces observada en sus trabajos en activo entre los años 20, 30 y 40 del siglo pasado, logran resucitar en esta última etapa creativa de Kertész con sus polaroids.

1980 © André Kertész


 Y casi sin moverse de su apartamento de Nueva York. Simplemente guiado por su genio fotográfico y su amor a Elizabeth, su esposa recientemente fallecida en esos desosegados días de fines de los setenta.


© André Kertész 

Además todo esto prueba, que la fotografía, una vez más, puede ser  un lenguaje útil y terapéutico para quien lo necesita.

Autoretrato © André Kertész   

 Y Kertész se renovó espiritualmente con este innovador impulso de las polaroids ya que, por ejemplo,  le permitió trabajar sin entrar al cuarto oscuro para revelar (hacía 40 años que no lo hacía debido a que en la oscuridad perdía el equilibrio).
Ahora los dejo con un video y una cautivante música para disfrutar de parte de estas polaroids que tan bien le hicieron a Kertész en sus últimos años de vida. Buen fin de semana y hasta pronto!


6 comentarios:

  1. Hay imágenes que esconden años de trabajo y dedicación, la huella, el sello de alguien que mantiene una relación especial con la fotografía. No conocía a Kertezs, pero me ha encantado la serie Polaroids. Fotografía surrelista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me alegro que te gustara el trabajo de Kertész!

      Eliminar
  2. Qué bonitas las Polaroids de Kertèsz!. Para mí este húngaro representa la fusión perfecta entre la fotografía y las ganas de vivir. Hay un libro "Kertesz by Kerstesz", en el que él va haciendo comentarios de sus fotos conocidas y es, simplemente, maravilloso. Y la SX-70 es una cámara mágica: una vez utilicé una, la de la retratista Gloria Rodríguez y me pareció un "juguete" bonito, bonito, con muchas posibilidades. Y si nó que se lo digan a Walker Evans, que también hizo un trabajo "crepuscular" antológico con esta cámara...Marcelo, gracias por seguir abriéndonos las mejores puertas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gustaría tener una SX-70. Hace rato que la sigo, aunque el papel sensible actual aún no tenga la calidad de cuando estaba Polaroid...
      Gracias por el libro que me comentas de Kertész. Ya lo miraré, RAfa!

      Eliminar